Archivo de la etiqueta: no

Como -NO- cantar

Recomendación: acompaña tu lectura con Decídete de Luis Miguel (canción al final del texto).

Lo primero que debes hacer es estirarte. Normalmente es esta la etapa en la cual te salen un montón de conejos de todos lados (bueno, al menos a mí me pasa), no sé si sea para bien o para mal, solo sé que así es. Esto te va a servir para que te relajes un poco y no estés tan tenso al momento de la acción – entiendes  a qué me refiero ¿verdad?-.

Después del primer paso, viene el segundo, así que vayamos directo hacia él: La respiración. Para llevarla a cabo tan solo necesitas llenar tu abdomen de aire hasta que se te hinche como el vientre de una embarazada (o de un hombre que ama la cerveza). A continuación, trata de botar todo el oxígeno que llevas dentro poquito a poquito (por la boca, cuidadito que salga por otro lado).

¡ATENCIÓN!

Si te pones rojo – no te preocupes, es normal.

Si te pones morado – siéntate un rato y estarás mejor.

Si te pones de algún otro color – Anda a un médico.

Tercer paso: El calentamiento. Para esta etapa vas a necesitar abrigarte un poco -porque tienes que estar caliente, ja- , y también comprar un piano de cola -no un teclado , ni un piano electrónico, un PIANO DE COLA-.

Ya teniendo el piano instalado en tu hermosa sala, debes tocar todos los acordes empezando por el DO 3 – mínimo debes hacer unas 5 octavas como Mariah Carey-, diciendo todas las vocales. También puedes optar por decir palabras o silabas como Ri-i-i-i-o, Dabadadabadadu, Ja-Je-Ji-Jo-Ju, etc. Asegúrate de apoyar el diafragma e impostar bien la voz, sino te aseguro que se te van a escapar algunas gallinas y tus vecinos van a venir a tocarte la puerta y pegarte.

Cuarto paso: La canción. Te recomiendo escoger una canción en la que se luzca tu voz. Fácil algo de Luis Miguel, para que todos te aplaudan. Primero practica el tema técnicamente, después…

¿Sabes qué?

Creo que hay que obviar esta parte, ya eres bueno -mentira- lo harás bien. Además, ¡la que viene es la mejor!

Quinto paso, -llego mi parte preferida- El styling. Para esta etapa debes tener un presupuesto mínimo de 150$ para poder solventar el vestuario y maquillaje -claro, asumiendo que ya tienes cubiertas las uñas, el peinado y los zapatos-. Por favor, nada de poner excusas de que porque eres hombre no necesitas unos cuantos retoques, en esta industria nada es lo que es, así que anda acostumbrándote.

1. Vestuario:  Para tu gran día como cantante te recomiendo comprar algo bonito, elegante, caro y pues…

mmmm…

¡BRILLANTE!

Sí, algo muy brillante. Debe tener lentejuelas por todos lados, mejor si son doradas y rojas. La idea es que resaltes entre toda esa gente que te va a ir a ver -bueno, si va alguien a ver-.

2. Maquillaje: Debo serte sincera querid@, necesitas un buen retoque, por lo que te recomiendo que contrates a alguien que tenga bastante base.

3. Todo lo demás:  Ya sabes que hacer.

Ha llegado lo esperado, el último paso. Es tu momento de deslumbrar. Es hora de salir al escenario ¡A cantar!

¿Cómo que no quieres? ¿Tan feo está?…

A ver, cantante un poquito…

¡aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!